Reflexiones de un Psicoterapeuta Latinoamericano

25,00 


Aproximación a una visión ontoanalítica

Estos trabajos, algunos de los cuales tienen más de treinta años, reflejan mi continua búsqueda de la elaboración de mis distorsiones. Tienen la fuerza de aquella juventud y mantienen la lozanía de la búsqueda del encuentro humano.


 


Mis ideas partían de lo biológico (los instintos). Sentía que nos parecíamos mucho a nuestros más próximos parientes en la evolución. De ahí a lo inconsciente, nuestras motivaciones seguían siendo zoologizadas. Entonces, lo sociológico. Pero aquí, si mi conciencia era solamente un reflejo me parecía que perdía la unidad del ser haciéndose ser. Luego, búsqueda nuevamente de la subjetividad. En conclusión, ni irracionalismo ni racionalismo, mi enfoque se fue a analizar la alienación de la supuesta racionalidad.

Del pensamiento a la emoción, a la conducta. Desde la entraña sangrante de los valores, nuevamente a la búsqueda del Hombre en su devenir. Desde el deambular del ser a la búsqueda de su morada, la misma que se da en un lugar del mundo, en ese único lugar del mundo con su singularidad, mezcla de realidades objetivas y de vivencias subjetivas. Pero, ¿dónde estaba ese lugar para acercarme, para compartir su estar en el mundo? Solamente estaba en él. Me quedaba, entonces, solamente la disponibilidad para compartir ese estar de ese ser en el mundo.


 

Share with friends !
Detalles del producto

Editorial ‏ : ‎ Omnia Veritas Ltd (19 agosto 2016)
Idioma ‏ : ‎ Español
Pasta blanda ‏ : ‎ 378 páginas
ISBN-10 ‏ : ‎ 1911417258
ISBN-13 ‏ : ‎ 978-1911417255
Dimensiones ‏ : ‎ 15.24 x 1.98 x 22.86 cm

You may also like…

  • La Gran Hipótesis


    Esbozo de una historia del monoteísmo desde los orígenes al fin del mundo

    El Origen, con O mayúscula, es el Origen de cada uno de nosotros, de todos, de todo: del cielo y de la tierra, de sus recipientes y de su contenido! Ya seamos creyentes o ateos, nuestros pensamientos, al menos una vez, se han dirigido a este Origen común y único, y a su Creador, ya sea que se llame Dios, o simplemente “casualidad”, como podría ser decretado por alguien que ha vivido sólo una parte de su vida sin tocar la otra.


     

    25,00 
  • He aquí un caballo pálido


    No creo en el destino. No creo en los accidentes. Ni puedo ni quiero aceptar la teoría de que largas secuencias de accidentes no relacionados determinan los acontecimientos mundiales. Es inconcebible que los que tienen el poder y la riqueza no puedan unirse con un lazo común, un interés común y un plan a largo plazo para decidir y dirigir el futuro del mundo. Para aquellos con recursos, hacer lo contrario sería totalmente irresponsable. Sé que yo sería el primero en organizar una conspiración para controlar el resultado del futuro, si fuera una persona y una conspiración que aún no existiera. Lo haría intentando asegurar la supervivencia de los principios en los que creo, la supervivencia de mi familia, mi propia supervivencia, y la supervivencia de la raza humana, y no por ninguna otra razón.


     

    30,00 
  • El error espiritista


    Los occidentales modernos tienen el hábito de concebir el compuesto humano bajo una forma tan simplificada y tan reducida como es posible, puesto que no le hacen consistir más que en dos elementos, de los cuales uno es el cuerpo, y al otro se le llama indiferentemente alma o espíritu; decimos los occidentales modernos, porque, ciertamente, esa teoría dualista no se ha implantado definitivamente sino después de Descartes.


     

    30,00 
  • El Teosofismo


    Historia de una seudoreligión

    Ante todo, debemos justificar la palabra poco utilizada que sirve de título a nuestro estudio: ¿por qué ‘‘teosofismo’’ y no ‘‘teosofía’’? Es que para nosotros, estas dos palabras designan dos cosas muy diferentes, y porque importa disipar, incluso al precio de un neologismo o de lo que puede parecer tal, la confusión que debe producir naturalmente la similitud de expresión.


     

    30,00